FISIOTERAPIA ONCOLOGICA,  en tumores ginecológicos.

El cáncer, una de las enfermedades, de las que más oímos hablar en nuestro día a día, no es, por raro que parezca,  la primera causa de muerte en nuestro país. Gracias a la detección precoz y la existencia de mejores controles y tratamientos cada vez más gente supera la enfermedad.

Según la OMS, es “un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo.”

Actualmente en España las neoplasias más frecuentes en la mujer son el cáncer de mama, los tumores colorrectales, el cáncer de útero, el de ovario y el de estomago.

Dentro de los tumores ginecológicos los más frecuentes son, por orden de frecuencia; endometrio (6,7%), ovario (4,7%), y cérvix (4,5%).  En todos ellos el riesgo aumenta con la edad.

El tratamiento médico-quirúrgico del cáncer se basa en tres actuaciones principales: la cirugía, la radioterapia, y la quimioterapia.

Estos tratamientos tienen asociada una morbilidad que puede dejar secuelas de diversa índole afectando a la calidad de vida de los pacientes.  Desde el punto de vista de la fisioterapia, actuaremos para prevenir y tratar todas esas secuelas mejorando la funcionalidad de los pacientes y su calidad de vida.

La Fisioterapia oncológica es la especialidad que tiene como objetivo preservar, mantener, desarrollar y restaurar la integridad de los órganos cinético-funcional y los síntomas del paciente, así como prevenir las alteraciones  causadas por los tratamientos para esta patología.

 

TRATAMIENTO FISIOTERAPEUTICO DE LAS SECUELAS DEL CANCER GINECOLOGICO

Los objetivos que persigue dicho tratamiento son la recuperación de la capacidad funcional y brindar apoyo emocional a nuestras pacientes.

Los enfoques terapéuticos comprenden la estimulación eléctrica, tratamiento de las cicatrices, entrenamiento de peso vaginal, reentrenamiento vesical y ejercicios terapéuticos para el suelo pélvico.

Después de una histerectomía, que puede ser total o parcial, los fisioterapeutas podemos proporcionar, entrenamiento en movilidad, entrenamiento de la marcha, métodos de reducción del dolor, tratamiento de la cicatriz, masajes para reducir la distención abdominal, entrenamiento en respiración profunda, y educación postural. En ocasiones, también es necesaria una reeducación neuromuscular cuando ha habido casos de Neuropatía ciática y Neuropatía femoral bilateral tras histerectomía vaginal.  Se pueden emplear diversos métodos para la reducción del dolor en el control del dolor posthisterectomÍa, como son la Electroestimulación transcutánea (TENS), y Electropunción.

ejercicios

Disfunciones de Suelo Pélvico:

Los objetivos del entrenamiento del suelo pélvico son:

– aumentar la plataforma muscular que sostiene la vejiga, vagina, útero y recto, lo cual mejorará el ángulo uretrovesical de forma que el cuello de vejiga permanezca sellado.

– Mejorar la fuerza y el tiempo de respuesta de las fibras rápidas del esfínter uretral externo durante los aumentos súbitos de presión intraabdominal (tos, estornudo, incorporaciones, saltos…)

– Amortiguar cualquier hiperactividad del nervio pelviano autónomo de la vejiga que provoque una incontinencia de urgencia.

Las técnicas de tratamiento pueden ser:

– manuales, mediante tacto bidigital o unidigital, vaginal o anal. Se pueden realizar técnicas de masaje vaginal, estiramiento, movilización articular, masaje transversal profundo o Cyriax, con el objetivo de tratar cicatrices dolorosas y adherencias, mejorar la circulación, disminuir la isquemia, eliminar irritantes, disminuir la tensión en ramas nerviosas, flexibilizar los tejidos, movilización articular, propiocepción y activación muscular; fortalecimiento de la musculatura del SP.

Por otro lado, dado que el SP tiene una relación importante con la musculatura abdominal, con el diafragma torácico y con la musculatura pelvitrocanterea, es importante que dicha musculatura sea tratada al mismo tiempo o de forma previa.

-instrumentales, pueden utilizarse como complemento para eliminar fibrosis, adherencias, hipertonía y/o dolor o bien para la activación/relajación muscular.

Estas técnicas comprenden; electroestimulacion, diatermia, punción seca…

  1. Incontinencia Urinaria.

El tratamiento no invasivo más común para la IU, es el entrenamiento muscular de suelo pélvico (PFMT) o ejercicios de Kegel; ejercicios de contracción voluntaria del Suelo Pélvico. Se llevan a cabo una vez a la semana durante 45 minutos, bajo la supervisión de un fisioterapeuta en el que se combinan los ejercicios de suelo pélvico en diferentes posiciones.

  1. Disfunción Sexual.

Estas disfunciones están caracterizadas por dolor pélvico, asociado a diferentes patologías abdominopelvicas, entre las que destacamos cicatrices y adherencias postquirúrgicas, también suele presentarse hipertonía muscular.

Para ello realizaremos un programa de ejercicios de tonificación y electroestimulación de los músculos superficiales y profundos del suelo pélvico, para mejorar la propiocepción y trofismo de las zonas perineales.

  1. Prolapso.

El tratamiento conservador consiste en el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico, particularmente del elevador del ano. Además se recomienda llevar a cabo el entrenamiento abdominopelvico; ejercicios hipopresivos, que tendrán además un efecto descongestivo; reducción de presión intraabdominal sobre los órganos pélvicos. Aumentara también el tono abdominal y normalizara las tensiones musculoaponeuroticas antagonistas.

Finalmente cabe destacar dos tratamientos que se centran en el entrenamiento de las disfunciones del SP ante esfuerzos; reeducación postural y automatismo perineal.

La Reeducación postural ante esfuerzos tiene como objetivo aprender a colocar la columna, el tórax y la pelvis en posición neutra durante los esfuerzos.

ejercicios

La maniobra KNACK, consiste en la integración de la contracción del suelo pélvico así como del plano profundo abdominal antes y durante  las actividades que generan incrementos súbitos de la presión intraabdominal como la tos, estornudos, coger pesos, reír…

Esta reeducación se basa en la repetición hasta que la paciente lo convierta en un gesto automático.

La fisioterapia puede ayudar durante todo el tratamiento, la recuperación y la vida después del cáncer,  siendo más eficaz cuanto más temprana sea nuestra intervención.

“La fisioterapia oncológica ofrece una solución integral al estado de salud de nuestros pacientes, y desde Campa Fisioterapia trabajamos por que así sea, para seguir luchando contra el cáncer y facilitar la recuperación de las grandes secuelas de esta enfermedad”

 

¡Gracias por leernos un día más!

Irene Florez Blanco

Una idea en “Fisioterápia oncológica, en tumores ginecológicos.”

  • Estimadas antes que todo saludarlas; les escribo desde Chile para pedir información en relación al abordaje que utilizan con las pacientes con cáncer.
    Estoy investigando y pretendo presentar una investigación sobre la calidad de vida y función sexual de las pacientes con cáncer cervico uterino en una región de mi país. Acá hay muy poca evidencia en relación a esta intervención por eso es mi inquietud.
    Desde ya estaré atenta a sus comentarios.

    Rosa Nova Alarcón
    Kinesióloga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *